Mecánica de las clases

La información que os aporto aquí, se detalla en función del actual sistema de convocatoria al cuerpo de maestros. Si hubiera modificaciones, las tendría presentes.

Modalidad presencial.

Las clases se desarrollarán un día a la semana con una duración de dos horas. (Os aseguro que con mi metodología da tiempo a llevarlo todo hecho y repasado. No son necesarias clases de 4-5 horas).

Se alterna el trabajo de las siguientes cuestiones:

  • Realización de la programación didáctica.
  • Resolución, a veces de forma individual, a veces en grupo, y puesta en común de supuestos prácticos.
  • Fase oral: presentación y defensa de la programación didáctica y exposición de la unidad.

Una parte de las clases, se dedica a la corrección de las tareas que, semanalmente, el opositor deberá realizar en casa. La otra parte del tiempo, se destina a las explicaciones pertinentes para ir avanzando y realizando cada una de las cuestiones indicadas anteriormente.

A veces, preguntaré oralmente y “por sorpresa” algunos de los epígrafes de  los temas que se deban ir estudiando cada mes. En la primera clase cada dos meses, se realizarán  simulacros de exámenes.

Los temas no se leen en clase, ya que considero que todos sabemos leer y no me necesitáis para ello. Si durante el estudio de los mismos o la realización de las tareas que correspondan, surge alguna,  se aclararán en la siguiente clase o con una llamada de teléfono, whatsapp o correo electrónico, si tal duda no os permitiera seguir avanzando en el estudio; para que no se pierda esa semana de trabajo.  Cada uno de los temas está elaborado en función de la actual normativa, de horas y horas en las bibliotecas, de aportaciones de internet y de las conclusiones de mi propia experiencia en el ejercicio de la docencia. Los temas están adaptados al tiempo que tendremos para desarrollarlos y listos para estudiar, un lujo que nos podemos permitir al no preparar a demasiados opositores/as, no siendo preciso ampliarlos ni resumirlos.

Cada alumno/a elaborará su propia programación siguiendo las pautas y orientaciones, claras y concisas, que yo voy dando, se corrigen en clase cada uno de los apartados que la van formando y, además, una vez finalizadas las vuelvo a corregir sobre el papel para que nadie vaya a la oposición con algo que no haya sido previamente revisado.

Una vez finalizada la programación con sus correspondientes unidades didácticas (unidades didácticas integradas en la especialidad de Primaria), se pasaría a la preparación de la fase oral. Para ello, os facilitaría todo lo que se debe exponer y se establecen turnos en el grupo para la práctica de esta última parte de la oposición.

Para la resolución de los supuestos prácticos, se entregará un minucioso guión. Una vez comprendido sus puntos, resultará fácil, resolver cualquier supuesto con independencia de la temática que en ellos se plentee.

Modalidad a distancia/ semipresencial.

Esta modalidad de preparación, ha sido diseñada para aquellos aspirantes que disponen de poco tiempo o tienen dificultades para desplazarse.

En este caso, en la primera semana de cada uno de los meses, se envía a los correos electrónicos todo el material de trabajo a realizar durante este mes, tanto los temas correspondientes como el trabajo práctico (programación, supuestos, etc). Durante la tercera semana del mes, el opositor/a deberá enviarme su trabajo realizado. En la última semana, devuelvo las correcciones pertinentes.

Para la práctica de la fase oral, en la que debo ver la actuación del aspirante, se concretarían días concretos para vernos y llevar a cabo esta parte del proceso selectivo.

Si en cualquier momento de la preparación, surge alguna duda que no pudiéramos resolver vía telefónica o mediante el correo electrónico, no habría ningún problema en acordar una clase presencial para resolverlo.

Esta vía de preparación es tan válida como la presencial, conclusión a la que llego porque los porcentajes de aprobados entre una y otra modalidad son, cada convocatoria, muy similares.

Curso de fin de semana.

Pensado para aquellos aspirantes que no disponen de tiempo por cuestiones laborales, personales (cuidado de hijos, enfermedad,…) y que desean una buena información y formación sobre temario y todas las pruebas que integran el proceso selectivo para el ingreso en el cuerpo de maestros.

Entre un sábado y domingo, se entrega una carpeta con todo lo preciso para llevar a cabo una formación personalizada por el propio aspirante y se ofrecen las aclaraciones necesarias, siendo el opositor/a el único que marca el ritmo de su  aprendizaje.

¿Tienes alguna duda?

¡Consúltame sin compromiso!